Los museos son espacios para la cultura y el conocimiento; presentan a manera de colecciones, los hallazgos ancestrales que se hacen respecto a un colectivo específico y aportan a la comprensión de la realidad de una sociedad. El museo Jacinto Jijón y Caamaño de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador está constituido por bienes culturales donados por Manuel Jijón Caamaño Flores, hijo de Jacinto Jijón y Caamaño, así lo aseguró José María Jaramillo, director del museo.

En el museo se pueden encontrar las colecciones que Jacinto Jijón reunió durante toda su vida en su residencia en la Circasiana, en la calle 10 de Agosto y Avenida Colón. Al fallecer, su hijo entregó más de 1200 obras en donación a la Universidad Católica. José María Jaramillo, director del museo, agrupa las reliquias en arqueológicas, antropológicas, de bellas artes e históricas.

En 2014, el museo fue instalado en el tercer piso del Centro Cultural de la Universidad Católica. En un inicio las exhibiciones tenían una tratamiento cronológico y su recorrido mostraba las diferentes culturas del Ecuador, desde el siglo XVIII hasta el siglo XX.

En la actualidad el museo maneja un concepto temático acorde a las transformaciones contextuales del país; ello ha generado dinamismo y un mayor atractivo para sus públicos. El director del museo sostiene que con esta concepción se busca transmitir el pensamiento de Jacinto Jijón y su noción de ecuatorianidad e identidad nacional.

Jacinto Jijón fue un prolífico investigador arqueológico y sus obras provienen de todo el país. En el museo se guardan los testimonios de la cultura de los pueblos puntualizó José María Jaramillo, director del museo.

Realizado por: David Araujo. Periodo 47, grupo 721.